CPU, pasos para no equivocarte

cpu

¿Vas a comprar un ordenador nuevo? ¿Quieres montar tu propio pc? Tanto si eliges una opción como otra, debes de tener en cuanto varios aspectos. El más importante, elegir la CPU.

Consejos para elegir bien tu CPU

  1. Número de núcleos y frecuencia de trabajo
  2. Estos son los primeros valores en los que te tienes que fijar para elegir la CPU de tu futuro ordenador. Ellos nos marcan de forma global cuál será el rendimiento de este componente de nuestro PC.

    Los núcleos de un procesador definen el número de unidades de procesamiento central independientes con los que cuenta el chip. En el mercado existe una amplia variedad de procesadores: lo habitual es encontrar con 2, 4, 6, 8 y hasta 10 núcleos. Lo ideal si vas escoger un pc para vídeojuegos debes buscar como mínimo procesadores de cuatro núcleos físicos. Sin embargo, si tu opción es cambiar tu ordenador de trabajo, debes de apostar por uno con un núcleo doble.

    Por último, un dato a tener en cuenta a la hora de apostar por un procesador es la frecuencia de trabajo o frecuencia de reloj. ¿Qué quiere decir? Es la frecuencia a la cual los transistores que lo conforman conmutan eléctricamente, es decir, abren y cierran el flujo de una corriente eléctrica.

    cpu

  3. Piensa si vas a hacer overclocking
  4. Lo primero que te preguntarás es que es el overclocking, ¿no?. Se trata de una variable que nos permite ajustar la potencia, voltaje, núcleos y otros valores para elevar el rendimiento del equipo. Un concepto muy presente a la hora de elegir la CPU. ¿Por qué?

    Porque ayuda a alargar la vida útil de un procesador y afecta en general a todo el equipo, ya que de dicho componente depende directamente el potencial que puede desplegar por ejemplo la tarjeta gráfica y la posibilidad de subir la frecuencia de la RAM.

    En el caso de Intel los procesadores serie K son los únicos que permiten un overclock real.

    Por último, te damos un consejo: si vas a hacer overclock sólo te dará mayor rendimiento si lo llevarás a cabo en equipos para juegos y aplicaciones exigentes, así que olvídate de él en equipos para ofimática y multimedia ya que el desembolso en ellos no te resultará rentable.

    cpu

  5. Voltaje y memoria caché
  6. En la ficha técnica del procesador o CPU que estemos observando encontraremos un sinfín de datos. Otros a los que les tiene que prestar especial atención es la memoria caché y el TDP (Thermal Design Power).

    En teoría, existe diferentes módelos (de diferentes niveles L1, L2, L3, L4 o SmartCaché que es como la llama Intel) es mejor cuanto mayor sea. Si quieres elegir el más óptimo lo ideal es que esté entre 2 y 8 MB.Mientras más alejada esté ésta memoria cache de sus núcleos, mayor será su tamaño, pero más lento su acceso. Algo a tener en cuenta.

    En este punto, por último recalcar que el grado de voltaje que debe marcar la CPU tiene que ser bajo. Cuanto más bajo sea, menos calentamiento sufre el chip y menos consumo provocaremos en nuestro equipo ayudándole a una vida útil mucho más duradera.

    cpu

  7. Gráficos del procesador
  8. Dependiendo de la gama de procesador que escojas, la generación y el fabricante, el procesador puede llevar la parte gráfica (GPU) integrada.

    Si el uso de tu nuevo ordenador va a ser poco exigente o muy rutinario, con la definición gráfica que venga asociada en tu CPU será más que suficiente.

    Si quieres saber más a la hora de montar tu propio ordenador o sobre los componentes más importantes sobre el mismo. No te pierdas nuestro blog.

Compartir esta publicacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¿TE LLAMAMOS?